Proceso de Restauración de Pianos

Del mismo modo que las personas, cada piano posee una voz única. Tanto más única cuanto más individualizado es el trato que se le ha dado, es decir, cuando el piano ha sido construido a mano, y no en serie, dentro de una cadena de producción.

Sin duda, buscamos en un piano que su voz sea rica en armónicos, que pueda imitar el sonido de un violoncello o la voz humana cuando canta. Es decir, buscamos sus virtudes melódicas y armónicas, además de que el sonido se mantenga durante largo tiempo inalterado, sin morir precipitadamente.

Muchos piensan que los pianos de cola consiguen estas características por su tamaño. Aunque el tamaño influye, el sonido de numerosos pianos de cola resulta muy metálico. Si hacemos vibrar una cuerda en una caja, suena, no hay duda. Pero lo que dota de un carácter único a cada piano es su tabla armónica: la tabla armónica es el alma del piano. Como en un buen violín o violoncello, lo que nos habla con nobleza es la madera, y no sólo la cuerda. Las cuerdas se pueden cambiar; la tabla armónica es insustituible.

La razón fundamental por la que nosotros restauramos pianos es que las tablas armónicas que se construyen hoy no tienen la misma calidad que las construidas entre 1890 y 1950. En aquel tiempo, para cuando una tabla armónica era elegida para un piano, habían transcurrido 25 años de secado natural. Pasado este período, sólo se seleccionaban las mejores, desechándose las demás. Esto es impensable en las actuales cadenas de producción.

Dado que la joya es la tabla armónica, ¿en qué consiste nuestro proceso de restauración? Sencillamente, en sustituir a mano todas las piezas que componen la mecánica de un piano, y que con el uso se deterioran. Empleamos las piezas nuevas que utilizan las mismas marcas para construir pianos nuevos. Reproducimos el mismo proceso manual realizado en su fabricación original, respetando su singularidad para no perder en el camino los secretos de su construcción artesanal.

Si bien la tabla armónica es el secreto fundamental, no es el único. Hay muchas razones por las que los pianos se construyen artesanalmente. Hoy, sólo los de gran cola de concierto se construyen así.

En resumen, dejamos los pianos mecánicamente nuevos para que respondan a las exigencias de los mejores concertistas, y mantenemos la nobleza y la singularidad de carácter de que los dotaron sus primeros artesanos.

Todos los pianos que restauramos son elegidos por la singularidad y calidad de su sonido. Ahora bien; muchos de nuestros pianos, por la calidad de la madera y el diseño del mueble, son estéticamente verdaderas joyas de colección. Una vez más, el tratamiento que damos al mueble es respetuoso con su forma y aspecto originales.

Bluthner Logo
Bosendorfer Logo
Schimmel
Steinway Sons
Grotrian Steinweg Logo
Mason And Hamlin Logo
Bechstein
Kawai Logo
Yamaha
Fazioli Logo
Seiler Logo
Sauter Logo

Nuestros Servicios